Hay que tener lavanda en el botiquín de primeros auxilios

La esencia de lavanda es un producto que deberíamos tener en casa en nuestro botiquín de primeros auxilios. Es ideal para usar directamente cuando tenemos picaduras de insectos, quemadura, heridas o contusiones. Además una compresa de lavanda sobre el abdomen en el parto ayuda a expulsar la placenta tras el nacimiento del bebé.

También se utiliza en los casos de hipertensión, palpitaciones, vértigo y regula las menstruaciones escasas.

Lavanda en el botiquín

En el caso de dolor de espalda o ciática siempre es aconsejable tomar un baño caliente con esencia de lavanda, relaja las tensiones musculares de esa zona. Esta esencia vaporizada o quemada en una habitación, perfuma y purifica el aire y lo que es más importante, repele a los insectos.

Existen usos de la lavanda, en cremas para la dermatitis del pañal, como así también es muy efectiva en los dolores de cabeza relacionados con el estrés y la congestión nasal.

Deja un comentario